Legionella: Cuando el peligro se esconde en el agua

Más de uno pensará, al leer el título de este post, que he visto un tiburón en la playa. Al menos el tiburón, cuando veo su aleta, me avisa del peligro. Del que hablo, no lo veo llegar: la legionella.

Autor: José Miguel Luque – Ldo. Químicas y Responsable Técnico de SIC Consultores


¿Alguno de los más de 200 afectados de Manzanares vio legionella en la fuente? Cuatro de ellos fallecieron. ¿Y los 700 afectados de Murcia en 2001? Seis de ellos fallecieron.

Ahora que empieza el buen tiempo, en muchas zonas comienzan a ponerse en marcha instalaciones turísticas; instalaciones que han estado paradas un mes o más. Todo el mundo pone esmero en redecorar la instalación y, a las malas, al menos sacar brillo a la cubertería. Pero muy pocos se acuerdan de las instalaciones de agua.

Existe una bacteria ambiental, la legionella, que ocupa las instalaciones de agua. Instalaciones que al haber estado fuera de uso (el agua ha quedado estancada y perdido el cloro que actúa como desinfectante) reúnen unas condiciones óptimas para que se puedan desarrollar. Estas condiciones se favorecen aún más cuando no hay un correcto estado/mantenimiento de las instalaciones.

Limpieza de Instalaciones

El peligro viene cuando se pone en marcha estas instalaciones y se pulveriza el agua (duchas, microclimas de terrazas de verano, túnel de lavado de vehículos...) las bacterias son transportadas en esas gotitas que nosotros respiramos, llegando a nuestros pulmones... y aquí comienza el problema. La bacteria se reproduce en el interior de nuestro organismo pudiendo desarrollar Fiebre de Pontiac o Legionelosis, enfermedad que es mortal.

Pero estos peligros no son exclusividad de instalaciones temporales. Todas las instalaciones a lo largo del año deben garantizar un correcto mantenimiento higiénico-sanitario (estado de filtros, limpieza, control de temperatura, calidad del agua, etc.).

Esa merma de la salud de los usuarios y las consecuencias derivadas de las mismas entre las que se encuentran responsabilidades administrativas, civiles y penales (como es el caso del brote en Sevilla de 2009), pueden evitarse mediante:

- Correcto diseño de las instalaciones

- Correcto mantenimiento de las mismas

- Adecuada formación del personal que realiza el mantenimiento higiénico-sanitario

En SIC Consultores somo expertos en el campo de la Legionella y realizamos un asesoramiento integral a nuestros clientes. Estamos autorizados por la Consejería de Salud (0491-AND-450) para realizar tareas de prevención y control de la Legionelosis y para la formación homologada del personal que realiza el mantenimiento higiénico-sanitario (LEG101/2014). Además, estamos habilitados por la Consejería de Empleo para realizar las funciones de asesoramiento como profesionales expertos en los procesos de evaluación y acreditación de competencias profesionales.

Solicite, sin compromiso alguno en nuestro formulario de contacto, una visita a sus instalaciones.

No hay comentarios.

Agregar comentario